Frutas congeladas

Guineos congelado
Yo tomo batidas para el desayuno 3 o 4 veces a la semana, así que compro las frutas y las congelo. Cuando voy a hacer una batida, tomo varios pedazos de diferentes frutas y preparo mi rica batida.

Monda los guineos, corta en pedazos y coloca en el congelador por 2 horas en una bandeja cubierta con papel plástico o de horno para que no se peguen. Yo aprendí cuando fui a guardar los guineo y estaban pegados al plato. Es más fácil sacarlos de la bandeja o el plato, si tiene el plástico. Guarda en el congelador en bolsas de ziploc.

Wafles de papas majadas

Wafles de papas majadas con crema agria y queso cheddar 

Con el sobrante de las papas majadas, puedes realizar esta fácil receta. Solo necesitas varios ingredientes más y listo.  

Ingredientes

2 tazas de sobrantes de papas majadas
2 huevos enteros
½ taza de crema agria
1 taza de queso cheddar rallado
½ taza de harina para todo uso
¼ taza de cebollines verdes en rodajas finas o cebolla
1 cucharada de ajo en polvo 
Sal y pimienta al gusto

Procedimiento: 

Cubre una bandeja para hornear con papel pergamino y deja a un lado
 Calienta la waflera a fuego medio o alto y calienta el horno a temperatura baja, para que coloques las wafles a medida que las vas haciendoEn un tazón grande, combina el puré de papa
la crema agria
 los huevos 
la harina 
y mezcla hasta que quede suave.
 Añade la cebolla
el queso
 ajo, sal, pimienta 
y mezcla muy bien
 Rocía la waflera con aceite en aerosol
coloca alrededor de ¾ aza de la mezcla de papa en el centro de la plancha.
Cierre la tapa y cocina durante 4 a 5 minutos o hasta que estén crujientes y doradas. 
Coloca la wafle en la bandeja de hornear y mantenla en el horno tibio hasta que todas estén listas o coloca en plato. Repite con las papas restantes hasta que se todos estén listos. Salen como cinco.
Sirve los wafles de papa calientes con más queso por encima
O queso por encima y dos huevos tirados, calientitos, 
acabados de freír y salsa picante.

Pollo con espinaca y zanahoria


Pollo con espinaca y zanahoria

Esta receta es vieja y tenia la fotos guardadas, así que decidí compartirla. todavía tengo varias guardadas que no he tenido tiempo de compartirlas, pero poco a poco lo iré haciendo.
Ingredientes

2 pechugas de pollo, cortadas en pedazos pequeños 
2 cucharadas de aceite de oliva
½ cebolla picada en pedazos
1 pedazo de pimiento picado
2 ajos machacados
1 sobre de sazón Goya
½ lata de salsa de tomate
½ cucharadita de orégano
1 taza de espinaca fresca, lavada y cortada en pedazos
½ tomate cortado en cuadros pequeños 
Sal y pimienta al gusto

Procedimiento
En una sartén mediana añade el aceite de oliva. Sazona los pedazos de pechuga con sal y pimienta o adobo, sofríe hasta dorar un poco
Añade la cebolla, pimiento y ajo
Sofríe por 2 minutos
Agrega la salsa, el sazón y el orégano

 Sofríe por 2 minutos más
Añade la espinaca cortada en pedazos

Agrega ¼ taza de caldo de pollo o agua 
y deja cocinar a fuego medio por 2 o tres minutos
 Luego añade la zanahoria
cocina por 5 minutos mas o hasta que la zanahoria ablande 
y la espinaca se marchite y la salsa espese un poco
Sirve con arroz blanco o amarillo

Dulce de Papaya (lechosa)


Dulce de Papaya (lechosa)                  
Esta es la primera vez que hago este rico postre a pesar de que a mi esposo y a mí nos encanta. Recuerdo que mami (mai, como la llamábamos) lo preparaba y le quedaba riquísimo. Yo no me recuerdo mucho pero me acuerdo que para ese tiempo se usaba ceniza en vez de bicarbonato. Cuando yo me casé y me vine a vivir acá a Chicago, ella siempre que lo preparaba, se acordaba de nosotros y nos mandaba un frasco por correo. Ya ella no está, pues hace años que se fue a morar con el Señor y la extraño como si fuera ayer y a veces  cuando preparo alguna comida que ella preparaba me la imagino en la cocina allá en el campo en mi Puerto Rico querido. Ok, devuelta a la cocina, esta receta se las comparto tal y cual la hice, con los ajustes que tuve que hacerle para que me quedara deliciosa como me quedo. La pienso preparar de nuevo en mayor cantidad y quizás haga otra entrada, pero eso será de aquí a un mes.
Ingredientes

3 libras de papaya verde (1 papaya)               
2 cucharadas bicarbonato de soda
8 tazas de agua para remojar la papaya y que la cubra toda bien
1½ taza de azúcar blanca                   
1½ taza de azúcar morena
3 o 4 rajas de canela
1 cucharadita de clavitos de especia

Procedimiento
 Lava bien la papaya y sécala  
Monda con un cuchillo bien afilado o con el mondador de papas.
Con el mondador es más fácil y más rápido
Corta la papaya en dos a lo largo 
saca las semillas con una cuchara
 Así te deben quedar
Luego corta en dos a lo ancho 
Así mismo boca abajo, comencé a cortarlas en tajadas finas. Puedes voltearlas y cortar de lado, para que las tajadas te queden derechas en vez de redondeadas como las mías
Mezcla bien el bicarbonato de soda con el agua 
Remoja las tajadas de papaya por 20 minutos para que te queden firmes por fuera y blandas por dentro (no las dejes más de 20 minutos porque entonces el dulce te queda muy duro. 
 Escurre y enjuaga las tajadas muy bien, varias veces,
hasta quitar todo el bicarbonato de soda
Junta el azúcar blanca con el azúcar morena en un envase
Mezcla

añade los clavos
En una olla grande coloca una tercera parte de la papaya
Riega una tercera parte del azúcar por encima, que cubra bien
 Repite de nuevo con la mitad de la papaya restante
La mitad del azúcar
 Por último añade el resto de la papaya 
Con el resto del azúcar. No es necesario echarle agua, debido a que el azúcar y la papaya suplen el líquido que hace falta.
Tapa y cuece a fuego moderado por 30 minutos ( te recomiendo que lo bajes un poquito menos de medio o a fuego bajo, porque el mío quedo con poquito almíbar.
Destapa y añade la canela. Cuece destapado por hora y cambia las tajadas de  posición de modo que las que están arriba queden abajo. Sigue cocinando por aproximadamente 30 minutos más o hasta que las tajadas tomen color dorado y se vean transparentes y el almíbar espese. Añade ¼ taza de agua para que no se te reseque mucho.
(Yo le puse el agua luego, cuando ya lo tenía en el frasco en la nevera y noté que el almíbar estaba demasiado de espeso. Mi consejo para ti es que lo dejes enfriar completamente y si te queda muy reseco ve añadiéndole agua caliente poco a poco hasta obtener la consistencia de almíbar para pancakes. Espero te sirva la explicación.)
Sirve frío